Propaganda, una decisión publicitaria

enero 25, 2008 § 5 comentarios

– Publicidad: Acción comunicacional de naturaleza persuasiva “unidireccional” que apunta a un grupo objetivo (más adelante desarrollaré este concepto) claramente identificable y utiliza medios de comunicación en forma paga para cumplir objetivos previamente planteados.
Dicha comunicación persuade con fines de lucro.
– Propaganda: Ídem.
Dicha comunicación de persuasión persigue difundir ideas o ideologías, sin fines de lucro.
Esta es una de las primeras definiciones que escuché de ambas. En principio partiremos de esta base. Aunque ya aclaro que es de tal rudimentaria concepción que no perdurará mucho en el blog. Este post ya empieza a cambiarlas.
Pasando en limpio y en criollo, se diferencian unas de otras acciones de comunicación que intentan persuadirme, por el fin de lucro que persiguen.
Ahora bien, pregunto. El estado ahorra millones de pesos si no hay “accidentes de tránsito”, evita limpiar y refaccionar las rutas y autopistas dañadas por los “accidentes”, también reduce el gasto público en salud, entre otros. ¿No es demasiado sutil la diferencia?. Ese dinero no invertido en lo ya mencionado, se distribuye de otra manera y se gasta diferente. Con lo cual no hay lucro directo, pero… Si ahondamos más en cada comunicación nos damos cuenta que el motor que impulsa las propagandas y campañas de bien público, a mi entender, están muy alejadas de la bondad de nuestros dirigentes y más cerca de la disposición de los presupuestos.
Un claro ejemplo en estos dos spot. No podía faltar algún material (en este caso, para el olvido)

Pensemos presupuestariamente. Consideremos los gastos que involucran la campaña del gobierno bahiense, y el gasto que implica el movimiento de ambulancias, bomberos, agentes de tránsito, etc del otro. Esta idea se cristaliza.
Aclaración: Tan rotundamente se ve en el caso de las campañas y las “propagandas” (publicidades) que se producen criteriosamente y estos no son ejemplos de ello.
Algunas cosas que no cierran la esfera:
¿Por qué nuestras autoridades gastan en campañas sin sentido?
¿Por qué jamás tienen continuidad las campañas ante cada cambio de gestión?
¿Y las agencias? ¿Por qué se prestan a lucrar sin sentido del bolsillo de los contribuyentes? (Acá no hay inocentes)

Ejemplo II: Si en nuestro país el gasto en medicinas para tratamientos de enfermos con HIV es de $100. El gobierno, atacando alguna de las vías de contagio y haciendo campañas de prevención gasta $50 (que no sería el caso). La diferencia, ¿es publicitaria?. Ese presupuesto, ¿al año siguiente se reduce?
Creo que estos interrogantes son algunas de las explicaciones de por qué no hay continuidad en las campañas, por qué cada gobierno cambia la estrategia y por qué cada ministerio cuida su tajada. Y el kid de por qué la propaganda no esta tan lejos del lucro y la publicidad.
O es el primer verano en el que los noticieros nos inundan de muertos en “accidentes” de tránsito. Cada año es lo mismo…

Bonus Esférico: Desafío, ¿Cuántos recuerdan una campaña de bien público que les haya enseñado, cambiado o modificado algo?

Anuncios

§ 5 respuestas a Propaganda, una decisión publicitaria

  • Respuesta al desafío:
    yo me acuerdo de una sobre discapacidades que unos jugadores de fútbol y de basquet jugaban con los ojos tapados contra ciegos y perdían mal.
    el eslógan de la campaña era algo así como que todos tenemos capacidades diferentes y el mensaje estaba muy bueno.

    Además quiero decir que, más allá de que hoy un (o todos) gobierno haga cosas buenas o malas; la diferencia entre propaganda y publidad yo la considero válida. Puede haber propagandas sin fines de lucro, de hecho, creo que en algunos casos las hay.

    Además, si hago una campaña para prevenir accidentes de tránsito (bien hecha), lo que quiero no es ahorrar presupuesto el año que viene, sino salvar vidas y ahí está para mí la cuestión: en el objetivo de la campaña. Puede ser que como efecto secundario tenga un ahorro pero lo que las diferencian, a mi humilde e inentendido criterio, son los objetivos.

  • Esférico dice:

    Efectivamente hay un objetivo en toda campaña de bien público, que como su nombre indica, es en favor del bienestar común. En el caso que mencionas, salvar vidas. Pero sería inocente de nuestra parte pensar que las propagandas encerradas en esa campaña tienen como único fin ese, sin contemplar los aspectos presupuestarios por los se emite.
    La intención es valida, pero es sólo una división teórica para dividir aguas que fluyen por el mismo cauce. Y en esencia en la práctica son iguales.

  • Stick dice:

    A veces la teoría es tan purista, que en la práctica no se concreta. Digo, ni una ni otra es tajante, ni determinante (las definiciones) la publicidad, conlleva en su esencia misma, una forma de consumo representando un cierto sistema, que acorde al tipo de compra se respalda o no.
    Estas discusiones son infinitas y solo se consensúa determinando, el nivel de “contaminación” de una definición sobre la otra.
    Buen blog, que siga girando!

  • […] Linux: más propaganda de difusión Como mi amigo Guille me enseñó que no es lo mismo publicidad que propaganda; les dejo a continuación una nueva propaganda de difusión de Linux a la que los lectores saben […]

  • Fabricio Gauna dice:

    En primer lugar hay que saber diferenciar la propaganda de la publicidad y la propaganda de las campañas de bien público. la publicidad si bien persuade nos induce a consumir o no, la propaganda como bien decian capta adeptos, o sea modos de pensar a favor o en contra de una ideología, movimientos, doctrinas o instituciones. La propaganda o campaña de bien público trata de concientizar educar e informar sobre riesgos, prevención, solidaridad, etc. Es verdad tambien como decian anteriormente que los verdaderos fines son salvar vidas, ayudar al necesitado, no discriminar, en fin, el objetivo directo no es comercial sino que esta acción es una herramienta de desarrollo social, o evolución de la humanidad donde es mejor salvar vidas, convivir en paz, y tener en cuenta buenos valores, si quiere llevarse al extremo.
    Y mi ejemplo de campaña de bien público es la de la prevención del cólera en los 90,
    Además es muy ingenuo pensar que un gobierno arregla una autopista o una ruta solo por muertes en accidentes de transito, cuando en verdad el verdadero fin es crear un sistema eficaz de transporte o corredor productivo donde igualmente puede haber accidentes de tránsito. Al fin y al cabo el solo hecho de que este escribiendo esto es estar haciendo una propaganda y no consigo dinero a cambio ni ahorro, es más, talvez use demaciado tiémpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Propaganda, una decisión publicitaria en LA ESFERA.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: