No es lo que pensás, te lo puedo explicar…

junio 18, 2008 § Deja un comentario

En el post anterior dije que el contexto es uno de los elementos que va delineando y condicionando las característica que debería tener esa comunicación para que sea mínimamente entendible. Esto pasa en todos lados y en cualquier situación. Si vemos un escenario y un atril podemos inferir, mínimamente que habrá un disertante orando y un público escuchando. Luego podemos profundizar esa inferencia acorde a las ubicaciones quienes son más relevantes dentro de ese ambiente y quienes gravitan en menor medida.

Lo mismo ocurre al entrar en un negocio. Podemos reconocer (la mayoría de las veces) a los vendedores, apesar de que no estén uniformados.

Ahora un buen ejemplo publicitario de que el contexto de una situación de comunicación abarca más que a sus participantes, sus historias y un campo común de conocimiento.

Pero como todos sabemos, la publicidad ambienta, contextualiza una situación de comunicación para destruirla (en general con la comicidad) y linkearla a la marca o producto publicitado.

Bonus Esférico: Dejo otra publi de cerveza. En este caso, con un recurso muy utilizado, pero que me encanta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo No es lo que pensás, te lo puedo explicar… en LA ESFERA.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: